ÁREA DE CIENCIAS DE LA SALUD. MORROS DE SAN JUAN

ÁREA DE CIENCIAS DE LA SALUD. MORROS DE SAN JUAN

X PROMOCIÓN DE MÉDICOS CIRUJANOS.

X PROMOCIÓN DE MÉDICOS CIRUJANOS.
UNERG.2010

PADRINO DE LA PRIMERA PROMOCIÓN. MISIÓN SUCRE.

PADRINO DE LA PRIMERA PROMOCIÓN. MISIÓN SUCRE.
ACTIVIDAD FÍSICA Y SALUD.

I PROMOCIÓN DE DERMATÓLOGOS.UNERG.2001

I PROMOCIÓN DE DERMATÓLOGOS.UNERG.2001
DERMATÓLOGOS.2001

PLACA DE RECONOCIMIENTO

PLACA DE RECONOCIMIENTO
X PROMOCIÓN DE MÉDICOS.UNERG.2010

AFICHE.X PROMOCIÓN DE MÉDICOS.UNERG.2010

AFICHE.X PROMOCIÓN DE MÉDICOS.UNERG.2010

jueves, 17 de diciembre de 2015

LA FACIES HIPOCRATICA DEL LIBERTADOR

LA FACIES HIPOCRATICA DEL LIBERTADOR

Edgardo Malaspina

La facies hipocrática es la apariencia característica del rostro humano cuando se aproxima la muerte.
Hipócrates la definió así:
“El más desfigurado es el peor. Las facciones del rostro han llegado al último grado de alteración cuando la nariz se pone afilada, los ojos se hunden, las sienes se sumen, las orejas están frías y con los lóbulos hacia arriba, la piel de la frente está dura, tirante, seca, el color de toda la cara es pálido verde, lívido o aplomado.”
El doctor Reverend constata algunos de esos rasgos en El Libertador en sus boletines. La enfermedad del héroe se agravó desde principios de 1830, y en un retrato realizado al carboncillo sobre papel azul de carta por José María Espinosa (probablemente en mayo) se pueden apreciar los mismos. La desfiguración es tal que no se parece a ninguno de los retratos conocidos de Simón Bolívar.



sábado, 14 de noviembre de 2015

VIVA PARIS

NO AL FANATISMO RELIGIOSO
NO AL TERRORISMO
VIVA PARIS
LA CIUDAD LUZ

lunes, 26 de octubre de 2015

JOSÉ GREGORIO HERNÁNDEZ

JOSE GREGORIO HERNÁNDEZ

(Isnotú- Estado Trujillo-1864)

Junto con Campins y Ballester (creador de los estudios médicos en Venezuela en 1763) y José María Vargas (reformador de esos estudios en la Universidad de Caracas-UCV en 1827) conforma el trió de los fundadores de nuestra  Medicina al instaurar nuevas cátedras en la UCV (1891). Por poner un ejemplo: fue el primero en hacer un examen que el común de la gente denomina “hematología completa”.
Es (igual tal vez a Paracelso, médico y astrólogo suizo , 1493 –  1541)  el único médico ,cuyos retratos y esculturas están en los recintos científicos como las academias de medicina y en los altares.

Fotografías:
1-En la casa natal de JGH en Isnotú.
2-Busto de JGH en la Academia Nacional de Medicina en Caracas.
3.Jose Gregorio Hernández en los Morros-Pintura en la Universidad Rómulo Gallegos
4. Tumba de JGH en la Iglesia de la Candelaria en Caracas.


1

2

3



4

lunes, 12 de octubre de 2015

UNA CLASE DE ANATOMÍA

Estoy de primero en la segunda fila, de izq. a der. De arriba hacia abajo.

domingo, 11 de octubre de 2015

EL SÍNDROME DE LA CARIÁTIDE

EL SÍNDROME DE LA CARIÁTIDE






Edgardo Malaspina

Una cariátide (palabra griega) es una figura femenina esculpida, con función de columna  con un entablamento que descansa sobre su cabeza. El más típico de los ejemplos es la Tribuna de las Cariátides en el Erecteión, uno de los templos de la Acrópolis ateniense en Atenas.

Su nombre, según Wikipedia, quiere decir habitantes del parque de Caria en Laconia, viene, según se decía, de que siendo esta ciudad aliada de los persas durante las Guerras Médicas, sus habitantes fueron exterminados por los otros griegos y sus mujeres fueron convertidas en esclavas, y condenadas a llevar las más pesadas cargas. Se las esculpe a ellas, en lugar de columnas típicamente griegas, para que estén condenadas durante toda la eternidad a aguantar el peso del templo.

En nuestra práctica médica nos hemos encontrado con un grupo minoritario de pacientes que podemos dividir en dos tipos: 1) Los que  se enferman  levemente y sienten la urgente  necesidad de recurrir a un reposo; y, 2) Los que estando muy enfermos pero jamás quieren tomar un descanso.

A estos últimos lo he clasificado bajo una peculiar nosología que he denominado EL SÍNDROME DE LA CARIÁTIDE, porque piensan que si se ausenta de su trabajo, éste se paralizará o se derrumbará, al igual que si quitamos una cariátide-columna el edificio se vendrá abajo.  


lunes, 5 de octubre de 2015

MEDICRÓNICAS

FUENTE: LA ANTENA. 5.10.2015

jueves, 17 de septiembre de 2015

Edgardo Malaspina: Entre la lectura y la escritura |

Edgardo Malaspina: Entre la lectura y la escritura |








Recientemente, el médico guariqueño Edgardo Malaspina publicó Medicrónicas (2015), un texto que tiene como pretexto un viaje justificable por el viejo mundo. Un recorrido por Grecia e Italia, travesía que lo lleva por lugares plenos de historias médicas y por espacios cargados de historias humanas.
Por José Obswaldo Pérez

Edgardo Malaspina tiene dos cosas que todo médico debería aprender: La lectura y la escritura. Sí, estos dos actos son dos actividades inseparables y esenciales en la actividad de la medicina. Son el puente para la comprensión y la búsqueda de significado. Una manera de dar sentido al mundo y a nuestra experiencia. Como Miguel de Cervantes señaló en su Quijote que: “El que lee mucho y anda mucho, va mucho y sabe mucho”. O bien, esta máxima norteamericana: Good readers make good doctors (=Los buenos lectores hacen buenos médicos).

Quizás, por eso, el galeno e historiador guariqueño Edgardo Malaspina escribió el libro Medicrónicas Grecorromanas. Crónicas viajeras relacionadas con la Historia de la Medicina (2015). El texto tiene como pretexto un viaje justificable por el viejo mundo. Un recorrido por Grecia e Italia, travesía que lo lleva por lugares plenos de historias médicas y por espacios cargados de historias humanas.

Edgardo Malaspina y Natalia, su esposa, son turistas de este paseo; cada lugar es una experiencia, una anécdota, una descripción, una lectura que vuelve comprensibles los acontecimientos. Malaspina se vale de la crónica, como arte narrativo, para escribir menudas historias de lugares. La toponimia, de ese recorrido, comienza en Atenas, la cuna de la civilización occidental; pero, también, de las ciencias médicas. En Roma, Italia, encuentra los recuerdos de familia. Malaspina es de ascendencia italiana; por eso, la memoria le hace elipse entre Santa María de Ipire y Las Mercedes del Llano con sus ancestros napolitanos.

Medicrónicas es una narrativa de oraciones cortas, amalgamadas con una prosa sencilla y amena, cultivadora y exquisita. Ojalá nuestros estudiantes de medicina tengan el bien de leerla, un buen ejemplo para aumentar la conciencia de los valores y de las perspectivas que se llevan a la práctica.

Con este texto, Edgardo Malaspina realiza un aporte a la historiografía de la narrativa médica. En esta misma línea están sus ensayos sobre Literatura y Medicina (1998) que, además, podemos sumar con Médico de Guardia del doctor Fernando Aular.





lunes, 14 de septiembre de 2015

PÁVLOV




Iván Petróvich Pávlov ( 1849). Médico ruso, premio Nobel de Medicina por sus estudios sobre los reflejos condicionados y los sistemas de señales, muy importantes para comprender innumerables procesos fisiológicos y  la conducta animal y humana.

(En la fotografía: busto de Pávlov en la entrada de la Facultad de Medicina de mi Alma Mater, la Universidad Rusa de la Amistad en Moscú. Le acompañaba un busto de Lenin, el cual fue desaparecido, inmediatamente después de la caída de la URSS)


jueves, 10 de septiembre de 2015

SYDENHAM



Thomas Sydenham(1624), médico inglés, defensor del método clínico para diagnosticar y tratar las enfermedades. Por eso le llaman El Hipócrates inglés.  

Describió la corea que lleva su nombre, también llamada baile de San Vito.


 Una vez un estudiante le preguntó qué se necesita para ser buen médico. Inmediatamente contestó: debe leer primero Don Quijote de la Mancha.
Desde entonces todos andan averiguando qué quiso decir con eso.


domingo, 6 de septiembre de 2015

CONVENCIÓN DE CRONISTAS DE VENEZUELA

DOS GUARIQUEÑOS EN LA NUEVA JUNTA DIRECTIVA DE LA ASOCIACIÓN DE CRONISTAS DE VENEZUELA

Entre el 3 y 5 de septiembre del año en curso se realizó la XLIII Convención de Cronistas de Venezuela (ANCOV) en la ciudad de Valencia. La misma se realizó en el Centro de Artes Vivas “Alexis Mujica” (CAVAM) y contó con la presencia de casi todos los cronistas de Venezuela, además de los invitados especiales internacionales, como la del doctor Uziel Gutierrez de la Isla, de la Universidad Autónoma de Zacatecas de México. Por  el Estado Guárico estuvieron presentes Edgardo Malaspina, Felipe Hernández, Félix  Lugo y Fernando Rodríguez.
 En el evento se analizaron en varias mesas de trabajo los asuntos gremiales  y lo concerniente a los deberes de los cronistas, sus investigaciones y su relación con el patrimonio natural y cultural. La reunión de los cronistas de Venezuela se inició con una misa en el Seminario de Nuestra señora del Socorro con la participación de Monseñor Baltazar Porras, arzobispo de Mérida y cronista de esa ciudad, y quien también bautizo y bendijo los libros del Dr. Edgardo Malaspina “Medicrónicas” y “Las Mercedes del Llano y su Historia”. Sobre esta última obra, Monseñor Baltazar Porras hizo comentarios elogiosos porque se refiere “al pueblo del obispo Víctor Peréz”, su gran amigo, según sus propias palabras.

La actividad terminó con la elección de la nueva Junta Directiva de ANCOV en la cual resultó electa como presidenta la profesora Victoria Fuentes, cronista de Barbacoas, a quien acompañarán también como directivos  los cronistas guariqueños Fernando Rodríguez y  Edgardo Malaspina, siendo este último el más votado de la convención.

lunes, 31 de agosto de 2015

BAUTIZO DEL LIBRO "MEDICRÓNICAS" EN ORTIZ. FUENTE: LA ANTENA


Hermann Helmholtz




Hermann  Helmholtz (  1821 ), médico y físico alemán, inventor del oftamoscopio en 1850. Luego de su invento las cosas se pusieron más fáciles en medicina: se empezaron a inventar otros instrumentos  como el otoscopio., laringoscopio, etc.

 Hizo muchos otros aportes a la medicina y a la física. Sin embargo, le costó mucho ingresar a la universidad porque un jurado examinador lo declaró bruto y sin perspectiva para seguir estudios superiores. Lo que demuestra que esos jurados no siempre tienen la razón. Aunque no es bueno eliminar totalmente los exámenes de admisión…
 


domingo, 23 de agosto de 2015

BAUTIZO DEL LIBRO "MEDICRÓNICAS". ORTIZ.22.8.2015.






LAS ENFERMEDADES DEL GENERAL JOSÉ ANTONIO PÁEZ

XI ENCUENTRO DE CRONISTAS, HISTORIDORES
E INVESTIGADORES
ORTIZ 2015
LAS ENFERMEDADES DEL GENERAL JOSÉ ANTONIO PÁEZ

Edgardo Malaspina

Uno de los temas más atractivos en la Historia de la Medicina es el estudio  de las enfermedades y causa de muerte de personalidades prominentes. Es un ejercicio teórico, donde se analizan los síntomas y el cuadro clínico del personaje  estudiado a la luz de los adelantos de la ciencia médica actual y se comparan con los conceptos vigentes para la época que le correspondió vivir.
 El general Páez (Curpa, Portuguesa, 13 de junio de 1790 - Nueva York, 6 de mayo de 1873)  es el héroe venezolano de la guerra de  Independencia que más arriesgó su vida en innumerables combates, pero al mismo tiempo fue el más longevo. En sus primeros años de vida, tal vez, padeció de las enfermedades comunes de entonces, muy difundidas en Venezuela: parasitosis intestinales y paludismo.
Cuando era niño fue mordido por una culebra, episodio que se transformó en un trauma psíquico y que le provocó ataques epilépticos. Es muy conocido el asalto por parte de unos bandoleros que sufrió en su juventud y que cambió completamente su vida: mató a uno de los bandidos pero la recámara de su pistola estalló y le provocó una herida con desgarramiento interdigital entre el pulgar y el índice derecho.
Cuando Manuelote , en el hato La Calzada, lo somete a duros y humillantes trabajos sufre desgarramiento de la piel y músculos que se infectan  con miasis (gusano de monte).
En su juventud, Páez era un hombre de gran fortaleza. Una huella de un sablazo en una puerta conservada aún  en La Casa de la Cultura de Barinas, llamada  Napoleón Sebastián Arteaga nos lo demuestra. Aquí funcionó la cárcel  donde Páez fue detenido en 1813 y encerrado con grillos. Logró escapar y regresó para liberar a los otros presos. En su intento liberador le  cayó a machetazos a los gendarmes. Uno de esos golpes quedó para siempre en la puerta de entrada, y hoy es una de las piezas museísticas de la institución cultural. Páez en sus Memorias narra el hecho así: “Dirígime entonces a la puerta de la cárcel , eché pie a tierra, y sin decir una palabra a la guardia…comencé a repartir sendos sablazos con tal furia, que todavía se conserva la señal de uno de tantos en una hoja de la puerta…”

En los llanos de Casanare un oficial le mostró una serpiente ensartada en una lanza , lo que desencadenó un ataque epiléptico en uno de sus primeros combates con convulsiones y gran ausencia: pérdida de la memoria, dolor de cabeza, confusión mental. Persiguió solo en esas condiciones a los enemigos. Al regresar al campamento no recordaba nada. Este primer ataque es considerado de gran mal.
Los epilépticos  presienten la proximidad de un ataque. Eso se llama aura o factor desencadenante. El aura de Páez era una culebra o el nerviosismo antes de un combate. La carne de pescado la asociaba a la de las culebras, y por eso el pescado también le provocaba crisis. En la batalla de El Yagual, en 1816, sufre un ataque que cede cuando el general Urdaneta le rocía el rostro con agua proveniente de un cañón. Sufre iguales ataques en las batallas de Ortiz en 1818 y en la del trapiche de Gamarra en 1819. Pero en batallas muy violentas  como las de Las Queseras del Medio y Mucuritas no tiene ataques epilépticos.
En Carabobo recibe catorce lanzazos  que sólo rasgan su uniforme. Páez cae de su cabalgadura como consecuencia de un ataque epiléptico. El realista Antonio Martínez lo salva de ser pisoteado por los caballos. Lo coloca bajo un árbol de cañafístola para que repose. Páez se entera de la victoria de Carabobo dos horas más tarde de finalizada la batalla, la cual duró  cuarenta y cinco minutos. Páez reconoció más tarde que tuvo mucho miedo en la batalla de Carabobo, y esa emoción desencadenó, seguramente, el ataque epiléptico.
En 1848 fue hecho preso por su compadre José Tadeo Monagas. Fue recluido en el Castillo de San Antonio de la Eminencia, en Cumaná. Es recluido es un cuartucho, donde además de la mala alimentación debe acostarse en el piso para respirar aire puro a través de las rendijas  del tablado. Aquí enferma de neumonía. Es expatriado  a Nueva York, donde se le rinde un homenaje con parada militar. Su caballo resbala y se fractura el tercio inferior tibio-peroneal. Los huesos se consolidan mal y el general en adelante caminará con una ligera cojera.
 Luego del Tratado de Coche en 1863, Páez marcha a su exilio en Nueva York. Allí se queja de molestias urinarias. Tiene 73 años y probablemente esas molestias se relacionan con una hiperplasia prostática benigna. Visita un museo y al mirar una boa disecada se le desencadena un ataque epiléptico.
Al pasea por el Central Park se queja de retención urinaria. Los médicos lo sondean, y a los tres días pierde el conocimiento. Está en coma. Los reportes médicos informan que se orina y  se defeca solo en la cama, no se alimenta, no habla.

 El 6 de mayo de 1873 muere, a las siete y veinticinco de la mañana, a los 83 años de edad. El acta de defunción firmada por los médicos norteamericanos dice que murió de prostatitis y cistitis. Esa conclusión necrológica es dudosa porque  ambas entidades nosológicas  por si solas no provocan la muerte. Según estos datos la muerte del general Páez es muy probable que se debió a una insuficiencia renal. No obstante, de acuerdo a otras fuentes, Páez murió de una bronconeumonía, consecuencia de un fuerte resfriado, adquirido durante uno de sus paseos a caballo.

DEFENSA DE LA MAESTRÍA EN HISTORIA DE VENEZUELA .19 DE JUNIO DE 2015.





martes, 18 de agosto de 2015

LUC MONTAGNIER



Luc Montagnier (nació el 18 de agosto de 1932) , virólogo francés con  doctorado en Medicina .Premio Nobel de Medicina en 2008  por el descubrimiento del virus de inmunodeficiencia humana (VIH), causante del sida.

domingo, 16 de agosto de 2015

ANTES DEL FIN

ANTES DEL FIN

Edgardo Malaspina

Ernesto Sabato se confiesa en su libro “Antes del fin”. Dice cosas amargas y es profundamente pesimista. Sigue pensando, como en su juventud, que la vida en un inmenso e incomprensible túnel. Quien está para morir, suele decir verdades. La frase cervatina cobra fuerza cobra fuerza en esta obra otoñal de Sabato, donde brevemente recorre su vida y explica los principios que la guiaron.
            Lo mejor de este mundo es la infancia, dice Sabato. En esa época todo es eterno y no hay límites, contamos los periodos según las fiestas, los cumpleaños, las navidades y el paso de los Reyes Magos. El autor del El Túnel recuerda su infancia solitaria, las tormentosas pesadillas y el sufrimiento del sonambulismo. Su madre fue comprensiva y bondadosa. El padre fue un déspota, no obstante, Sabato no lo reprocha. Por el contrario le agradece la disciplina férrea que contribuyo a forjar su carácter severo para enfrentar las adversidades.
            Sabato, en su juventud, busco la verdad en el materialismo dialéctico, en la física u en las diferentes manifestaciones del arte. Llego al ateísmo, pero luego acepta a Dios como un algo “Absoluto”. Más tarde, ante tanta injusticia y miseria, expresa que si dios existe, está bien enmascarado. La vida –dice- es una realidad dura, un túnel, un callejón sin salida, una desolada confusión de hermosos ideales y torpes realizaciones.
Sabato lee a Julio Verne, Shiller, Goethe, Rousseau, Dostoyeski, Tolstoy, Chejov, Gogol y Poe. Estas lecturas le hacen llevadera la vida, compleja, contradictoria, inexplicable. Vivir es un viaje incomprensible hacia la muerte. Leer ayuda a soportar ese viaje. Sabato pierde a su hijo y luego a su esposa. Se siente solo, y la última soledad es la del amante sin su amada, la del hijo sin el padre y la del padre sin el hijo.
Es decir, buscamos una verdad a través de los años y recibimos mucho dolor. El paso del tiempo refuerza el dolor. En las crisis totales solo el are puede expresar la angustia y la desesperación del hombre. Así lo entendió cuando le tocó decidir entre la física y la literatura. ¿Por qué abandonó su trabajo como físico al lado de Marie Curie con tantas perspectivas? Quiso suicidarse en el Sena y decidió escribir El Túnel. Para Sabato la función de la filosofía no está en la relación entre la conciencia y materia, como sostenían los marxistas. Milita en el existencialismo de Camus: la filosofía nos debe ayudar para decidir si vale la pena seguir viviendo o suicidarnos.
Sabato habla de la globalización, del neoliberalismo, del desempleo. Como Galiano entiende que el hombre contemporáneo le teme más al desempleo que a la muerte. Dios y el demonio se disputan el alma del hombre, y el hombre batalla todos los días en el medio del caos y la desdicha. La realidad macroeconómica no se compadece con el microcosmos del hombre sencillo. Los de arriba se ocupan más del producto interno bruto. Sera por eso que nuestra educación nos hace cada vez más brutos. Todo esto entristece a Sabato. Y con la tristeza las cosas se  vuelven alma como a Cioran, o  filosofía como a Epíteto.
Antes del fin está impregnado de nostalgia por el pasado, temor por el presente y pesimismo ante el futuro de la humanidad.
Sabato expresa pensamientos así:
-Sin utopía ningún joven puede vivir en una realidad horrible
-Es necesario escribir y meditar para vivir.
-Una novela profunda surge frente a situaciones límites de la existencia, dolorosas encrucijadas en que intuimos la insoslayable presencia de la muerte.
-La vida es un borrador que no podemos corregir.
-El arte salva de la locura.
-El ser superior es tratado con mezquindad y reticencia por sus colegas.
-En cada niño indigente veo un Rimbaud.
-Llegamos a la ignorancia a través de las razones.
-Dios parece esconderse detrás del sufrimiento.
-La depresión es un lujo. Hay que sobreponerse.
-Vivimos entre la desesperación y la esperanza.
-Que desdichado es el hombre que solo cuenta con la razón. La mayor nobleza del hombre es la de levantar su obra en medio de la devastación, sosteniéndole infatigablemente, a medio camino entre el desgano y la belleza.
-Solo quienes sean capaces de encarnar la utopía serán aptos para el combate decisivo, el de recuperar cuanto de humanidad hayamos perdido.

Con este último pensamiento Sabato se hace menos pesimista y trata de darle un mensaje de aliento a las nuevas generaciones, y acepta que vale la pena vivir para luchar por lo demás, por nuestros seres queridos y por los desamparados. Incluso vale la pena luchar por las pequeñas cosas materiales que nos pueden deparar momentos fugaces.

sábado, 15 de agosto de 2015

HISTORIA DE LA DERMATOLOGÍA EN EL ESTADO GUÁRICO

BREVE HISTORIA DE LA DERMATOLOGÍA EN EL ESTADO GUÁRICO
Edgardo Malaspina
La especialización en Dermatología fue aprobada en el Consejo Universitario de la Universidad Rómulo Gallegos el 20 de octubre de 1997, y por el Consejo Nacional de Universidades (CNU) el 31 de mayo de 1999, según Gaceta Oficial Nro 36.726 del 18 de junio de 1999.
El Consejo Consultivo Nacional de Postgrado del CNU ha manifestado sus observaciones sobre el cupo, la factibilidad, los recursos humanos, el plan de estudios y las estrategias metodológicas
.
Luego que el profesor cubano José Machado, bajo cuya conducción se inició la especialización, no pudo continuar en sus funciones, la misma continuó sin coordinador. El rector José Herrera designó al Dr. Antonio Marín para dirigirla.
La Dirección de Postgrado, la cual estaba bajo mi dirección en el 2000, se dirigió al Decano del Área de Medicina, Dr. Giovanny Vermiglio y al nuevo coordinador, Dr. Antonio Marín planteándoles toda la problemática referente a esta especialización. En las comunicaciones se anexaron las resoluciones emitidas por el Consejo Consultivo Nacional de Postgrado con las notificaciones de la Sociedad Nacional de Dermatología, cuya posición era contraria a la continuación de la especialización. No obstante, el Dr. Luis Gallardo, rector de la Unerg para ese momento, ordenó mantener la permanencia del postgrado.
LOS PRIMEROS DERMATÓLOGOS DEL ESTADO GUÁRICO
Los primeros Dermatólogos graduados en el Guárico en la Universidad Rómulo Gallegos finalizaron su especialidad en el 2001. El postgrado se inició bajo la tutela del Dr. José Machado y finalizó con el Dr. Antonio Marín como coordinador. En total fueron siete especialistas graduados en Dermatología: Dr. Nelson Daniel Sequeira con la tésis: Discapacidades y Deformidades en la Enfermedad de Hansen; Dr. Giberto Hurtado Bolívar con la tésis: Manifestaciones cutáneas más frecuentes en pacientes con tratamiento, infectados por el virus de inmunodeficiencia humana. Hospital “Israel Ranuárez Balza.” San Juan de los Morros, Edo – Guárico; Dr. Antonio José Marina con la tésis: Lesiones Dermatológicas en pacientes diabéticos de la unidad de diabetes del Hospital General Dr. Israel Ranuárez Balza; Dra. Magaly Araujo con la tésis: Correlación entre dermatitis atópica y acné vulgar en pacientes de la consulta de dermatología del Centro Clínico Universitario de San Juan de los Morros, enero 1998 – mayo 2001; Dra. Gilda Tovar con la tésis: Eficacia del sulfato de cobre al 25% en el tratamiento de infección VPH genital; Dra. Nabell Isabel Díaz Calanche, con la tésis: Ph de jabones y otros detergentes y su efecto sobre la piel infantil; y el Dr. José Urdaneta.
La Comisión de Evaluación de los Trabajos de Grado estuvo integrada por el Dr. el Antonio Marín , Dr. Edgardo Malaspina y el Lic. José Sánchez .
Tuve el honor de ser el padrino de esta primera promoción de dermatólogos guariqueños. Modestia y aparte.
LA SEGUNDA COHORTE
La Segunda Cohorte de dermatólogos guariqueños, bajo la coordinación de los doctores Wilmer Becerra y Gilberto Hurtado, realizó sus actos de defensa y graduación en el 2015 con los siguientes nuevos doctores especialista: Gilka Morales, Carmen Rodriguez, Marylin Hernández, Maryelys Marín, Norelys Santana, Luciana Arévalo, Jesús Olivares, y Lerber Alarcón.
JORNADAS Y ACTIVIDADADES ACADÉMICAS
La especialización en Dermatología ha tenido una serie de actividades académicas que la han proyectado ante la comunidad científica y el pueblo en general. En el 2001 se realizaron las Primeras Jornadas de Actualización en Dermatología en el Colegio de Médicos de San Juan de los Morros, con la participación de renombrados dermatólogos del país. En ese mismo año el Dr. Leopoldo Díaz Landaeta presentó en la sede del Decanato de Postgrado de la UNERG su Atlas de Dermatología Pediátrica. En esa oportunidad el Dr. Díaz Landaeta hizo una defensa emotiva de la especialización en Dermatología en nuestra alma mater.

En el 2015 los integrantes de la Segunda Cohorte en Dermatología realizaron la Clase Magistral Final con excelentes ponencias que mostraron la calidad e importancia de su labor hospitalaria.